Recursos hídricos

Entre los elementos más interesantes de la meseta están los Paulis, depresiones en las cuales, de invierno, se acumula el agua de lluvia. Éstos se encuentran principalmente en las proximidades de los dos relieves de origen volcánico que interrumpen la naturaleza plana de la Giara. Generalmente, los Paulis son poco extensos y tienen una corta duración; sin embargo, algunas veces, muestran un tamaño considerable y logran retener sus aguas durante todo el año. La distribución de estos estanques en la cima de la Giara es esencial para la vida de muchas especies de plantas y animales y, por lo tanto, son considerados por la Unión Europea como "hábitats de interés comunitario".

 A la presencia de agua se vincula la existencia de elementos naturales de elevado valor, distribuidos en todo el territorio del LIC: son numerosas las fuentes, entre éstas, las más importantes fluyen bajo el borde rocoso de la Giara. Solo en el territorio de Assolo merecen ser mencionadas las fuentes de Funtana Carusa, Mitza Cabirada, Mitza Masoni, Sinnigas, Mitza en Truncu, Mitza Crabaxius Masoni y Sa Stiddiosa. Ésta última es conocida por la calidad de sus aguas. Además, el territorio cuenta con numerosos sitios de gran interés geopaleontologico, por ejemplo, Duidduru en el territorio de Genoni y Muru ‘e Cubeddu, en Nureci. Muru ‘e Cubeddu posee una de las concentraciones de fósiles más grandes del Mediterráneo, que documenta los acontecimientos geológicos que han afectado a esta parte de la isla.

Related contents