Sini

Situado entre las curvas sinuosas de Marmilla, a los pies de la Giara, el pequeño pueblo de Sini está rodeado por  inmensos campos cultivados, verdes huertos de almendros, viñedos y olivares. Su territorio muestra un perfil geométrico irregular, con marcadas variaciones de altura, que van desde un mínimo de 170 hasta un máximo de 537 metros snm. No muy lejos del pueblo es posible visitar el parque municipal de Cracchera y, en períodos de lluvia, se puede admirar la cascada de Su Strumpu, enmarcada por robles antiguos.

No son muchas las informaciones acerca del pueblo de Sini que encuentran confirmación en documentos históricos. Sin embargo, en el territorio, los restos de varios nuragas y algunas tumbas evidencian la presencia humana en períodos antiguos. Descubrimientos de cerámicas y monedas indican que la fundación de Sini se remonta a época romana. Más tarde, en el siglo XI, el pueblo perteneció a la Parroquia de Marmilla, situada en el Juzgado de Arborea; en el 1485 se convirtió en parte del feudo de Quirra, entrando por primera vez entre las posesiones de los Centelles y luego de los Osorio de la Cueva, que gobernaron en Sini hasta el 1839. Finalmente, en el 1859, bajo el dominio de los Savoia, el pueblo pasó a ser parte del distrito de Lunamatrona, dentro de la jurisdicción de Isili. La constitución del Municipio de Sini tuvo lugar en marzo del 1861.

Superficie:  8,7 km2

Altitud:  255 m s.n.m.

Población: 512

Densidad: 59,85 hab./km2

Approfondimenti

La Scala Seremida es un camino que supera las pendientes abruptas de la Giara de Gesturi y que, durante siglos, fue la única vía de acceso a la meseta.

La ruta, que se desarrolla en el municipio de Sini, está profundamente excavada entre los acantilados y sube serpenteando por el valle escarpado, donde las aguas del arroyo Salamoi, receptor de algunos manantiales meridionales, forman pequeñas cascadas.

A los pies de la Giara, en el municipio de Sini, se encuentra el Parque Municipal Cracchera, constituído en el año 1982 en una zona caracterizada por una densa vegetación compuesta por  robles, encinas y alcornoques. La red de caminos empedrados y de pequeñas construcciones de piedra (algunas usadas por los pastores como refugio para el ganado) dan testimonio de la estrecha relación que siempre ha vinculado el bosque de Sini y su comunidad.

La chiesetta campestre di San Giorgio martire è caratterizzata da un importante portico anteriore, pseudonartece o esonartece, con cornice lapidea all’appoggio degli archi a tutto sesto realizzati in laterizio e materiale lapideo. L’edificio presenta consistenti contrafforti laterali, anch’essi in laterizio e pietra ....

Para iniciar el camino a pie, es aconsejable dejar el automóvil en la Calle Provincial 42, que una vez que atraviesa el pueblo de Sini, toma el nombre de calle Nuova.

Continuar por la misma calle hasta entrar en la calle Croce; luego continuar por la calle Cagliari, recorriéndola hasta que interseca la calle Regina Elena, también llamada Avenida de la Giara. Continuar por la avenida durante unos 350 metros, hasta llegar a las escaleras que conducen a la iglesia de San Giorgio, el santo patrón del país.

En la cima de la Giara las estructuras del período nurágico están situadas generalmente en las adyacencias de fuentes naturales. Éste es el caso del nuraga Scab'i Ois, el cual cuenta con una planta rectangular y fue erigido cerca de la fuente perenne de agua potable Cracchera, rodeada por robles centenarios y encinas.

 

Situado entre las curvas sinuosas de Marmilla, a los pies de la Giara, el pequeño pueblo de Sini está rodeado por  inmensos campos cultivados, verdes huertos de almendros, viñedos y olivares. Su territorio muestra un perfil geométrico irregular, con marcadas variaciones de altura, que van desde un mínimo de 170 hasta un máximo de 537 metros snm. No muy lejos del pueblo es posible visitar el parque municipal de Cracchera y, en períodos de lluvia, se puede admirar la cascada de Su Strumpu, enmarcada por robles antiguos.

Il 25 de abril se celebra en Sini un importante festival dedicado al dulce típico de la zona, el pan de saba, un pan hecho con jugo de uva cocido, que se sirve con almendras, pasas y confetis de colores.

Se parte desde el hermoso Parque de Cracchera, siguiendo la antigua vía de acceso a la Giara a través de la Scala Seremida (camino natural). El recorrido continúa por un sendero estrecho en el bosque, que llega a una antigua zona pastoral, cuyas estructuras, recientemente restauradas, están cerca de un copioso manantial. Siguiendo las indicaciones, se puede llegar a un salto rocoso, en donde la mayor parte del año se puede admirar la hermosa cascada de Su Strumpu.